Recomendaciones

Malcom X

Una película revisitada por la realidad

La primera vez que supe de la película fue en Nueva York, en Times Square, estaba anunciada con grandes letras luminosas. Había sido estrenada pocos días antes. A la entrada del cine un hombre negro sobre un atril lanzaba un discurso. Me quedé para intentar entender lo que decía hasta que llegó la policía y se lo llevó. Al día siguiente nos volvió a suceder lo mismo. Una semana después llegué cuando se lo llevaban. Hasta que no vi la película no comprendí bien de que hablaba aquel hombre.

La película “Malcom X” fue una conmoción. No me preocupa si es una gran o buena película, pero si tengo claro que es una película necesaria e imprescindible. Lo que sucede treinta años después de su estreno es una confirmación.

Es una película autobiográfica y no voy a entrar a valorar su fidelidad con la historia o la veracidad de todo lo que cuenta. Lo que de verdad me interesa es el juego que hace para relacionar hechos históricos con acontecimientos actuales (la actualidad de 1992 y también la de 2020)*

“Malcom X” se inicia con los créditos sobre los que se oye la voz de Malcom X con un discurso donde expone la maldad del hombre blanco. La bandera de los Estados Unidos de Ámerica ocupando toda la pantalla, esta imagen se interrumpe varias veces con planos del apaleamiento de Rodney King. Con la última aparición del asesinato la bandera comienza a arder hasta reducirse a una X.

Me parece uno de los inicios, y discurso, más subversivos, antiamericano y revolucionario que se puede hacer desde una película creada dentro de la industria americana. En cualquier caso es un inicio terriblemente emocional y que clarifica el contenido de la película.


Después de toda esta declaración de principios se nos cuenta la historia.Entonces volvemos a la realidad, Mandela frente a una clase de niños que recuerda la figura de Malcom X. Recita un discurso cuyas últimas palabras no es Mandela quien las dice sino el propio Malcom X. Esta voz del pasado nos lleva de nuevo a los años 60, esta vez con fotografías del personaje. Sobre las imágenes la voz de Ossie Davis recita la elegía que el mismo leyó en el funeral de Malcom X aunque ligeramente modifica para a película .


Tan sólo por estas dos secuencias merece la pena ver la película, sobre todo para entender en toda su dimensión lo que de verdad se dice en ellas.




* El mismo juego hace en “Infiltrado en el KKKlan”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies